bienvenido!

Esperamos que te guste nuestra web, que hemos creado con muchas ganas y dedicando mucho tiempo

Puedes registrarte y conectarte usando tu cuenta de:

Usuario:
E-Mail:
Escribe cuánto es 12 + 14:
 
año 59 de la era ibañez

1969-1971 - la edad de oro


   Llegamos a 1969 y la editorial Bruguera sugiere a Ibáñez y a otros autores que adopten un estilo más europeo; más elaborado. La idea era que los personajes tuvieran sus propias aventuras largas y que éstas  pudieran ser recopiladas en álbumes para su venta en el extranjero. Esto supondrá un notable cambio en el estilo de Ibáñez con respecto al que venía realizando en las aventuras cortas. En la primera aventura ("El Sulfato Atómico", 1969) el nivel de detalle se vuelve superlativo -a costa de invertir mucho más tiempo en la creación de cada página-: las prendas se vuelven más "tridimensionales" (el calzado, la levita de Mortadelo, las arrugas y las sombras de camisas o pantalones...), se invierte más tiempo en el dibujo de vehículos y escenarios, se crean nuevos personajes (el Súper y el profesor Bacterio), los agentes abandonan su agencia de información y comienzan a trabajar para la T.I.A....


El Superintentende Vicente y el Profesor Bacterio
(El Sulfato Atómico, 1969)


Los fondos y escenarios tienen más detalles
(El sulfato atómico, 1969)


   En esta nueva etapa los personajes son más altos y, aunque Filemón sigue siendo el jefe, ahora ambos rendirán cuentas ante el Súper. Ibáñez ha recuperado aquí la americana roja de Filemón de la que ya se había desprendido años antes. El dibujante sabe llevar con maestría el desarrollo de la aventura a lo largo de las 44 páginas y la dinámica del gag se agiliza más que en etapas anteriores. Ibáñez da además continuidad a determinadas situaciones de manera que algunos elementos (como los chichones) no desaparecen de una viñeta a otra como venía siendo habitual hasta ahora en su estilo:


Ibáñez da continuidad a ciertos detalles como los chichones
algo inusual en su estilo hasta entonces


   Pero Ibáñez nunca estuvo a favor de invertir tanto tiempo en la creación de una aventura y perderse en los detalles y, poco a poco, las siguientes aventuras llevarán menos elaboración (serán menos "franquinianas") y tenderán al estilo con el que Ibáñez se sienta más cómodo.

Orejas, zapatos, pliegues... el nivel de detalle de Filemón, así como el 
del resto de elementos en general (fondos, personajes...) se reduce.
"La caja de diez cerrojos" - F. Ibáñez (1971)

   Parte de ese tiempo lo invertirá ahora en la creación de las portadas: por un lado las que llevarán los álbumes de las aventuras largas en la colección "Ases del Humor" (muy elaboradas y de estilo franco-belga) y, por otro lado, las que realizó para la revista "Mortadelo", que incluirán una pequeña aventura de cinco o seis viñetas. En dicha revista se publicarán las aventuras largas de forma seriada -en grupos de cuatro páginas- y constarán ahora de cinco tiras (en lugar de las seis que el autor venía realizando hasta entonces). Ibáñez intenta que los episodios de dichas aventuras sean autoconclusivos de manera que el lector lea cada semana una historia cerrada, aunque la aventura no se complete hasta el episodio final.


Contra el "gang" del Chicharrón (1969)
Portada de la colección "Ases del Humor"
 

página 5
 
páginas:
Comparte esta página
 
 
Ir arriba
fomulario de contacto

formulario de contacto

nombre:
e-mail:
mensaje:
Tienes que activar JavaScript para poder ver el CAPTCHA aquí!
Desarrollo y diseño: Pablo Sánchez / Contenidos: Alfredo Sánchez + Colaboradores / Visitas: 
 (by Google Analytics)
 / ver.1.5 beta
Estadísticas
Opciones
Ocultar frases de Ibañez
Mi cuenta
Desconectar